Amanecemos (poema)

Foto propia (Archivo personal)

Comparto con ustedes, amigos de Steemit, un poema que escribí en el alba del 01 de enero de este año reciente. La mañana del primer día del año, hermosa y prodigiosa, como todas, me llevó a pensar en un filme muy querido que disfrutara a comienzos de la década del 90, Todas las mañanas del mundo, de Alain Corneau, basado en la novela homónima de Pascal Quignard. Ambas obras narran la relación entre Marin Marais, el compositor de la corte francesa de Luis XIV, y su enigmático maestro de viola de gamba Sainte-Colombe. Así, que decidí acompañar mi texto con un fragmento de la maravillosa música que, podríamos decir, lo protagoniza. Y también decidí publicar este post el 06 de enero para celebrar a una de las amigas que ilumina nuestros días.

Amanecemos

(para Álida Velásquez
en su cumpleaños)

Amanecemos
Y somos esta luz gratuita
esta llovizna sagrada
esta brisa bautismal

No hay tiempo
O somos el tiempo
lo que sucede
dicen los sabios

Aquí estamos
mientras somos
estas palabras que se hacen
y vuelven a interrogarse
sobre su ser

Mientras la luz
clarea más allá
-Jorge Guillén-
sobre los cerros difusos
límpida entre las nubes
la luz a punto
que transcurre como el espíritu
recurrente y nuevo
de todas las mañanas
del mundo.

Fuente

La banda musical original de Todas las mañanas del mundo es del maestro de viola de gamba Jordi Savall, e incluye una selección de piezas de Marin Marais, Sainte Colombe, François Couperin y Jean-Baptiste Lully. Aquí uno de sus momentos más hermosos: “Le Retour” (“El Regreso”) de Monsieur de Sainte Colombe. El corto está ilustrado por unas estupendas fotografías, de las que lamentablemente no se indican su autoría en el video. Si tienen a bien, les sugiero que lo escuchen, vean y disfruten.

Gracias por su atención. Feliz inicio de año.

Aforismos para (sobre)vivir (I)

Apreciados lectores, reciban mis mejores deseos para este recién iniciado año. Comparto en este momento unos aforismos que no fueron escritos a propósito de este comienzo de año. Son parte de los trazos, que a veces intento, para registrar las reflexiones que se me atraviesan sobre la vida, la escritura, el pensar… Seguramente no recogen la actitud feliz y suficiente que se espera en estos días. Saludos.

 

Fuente

Cómo cambian los días y nosotros no.

El umbral que lleva a la puerta de la vida nos abre al descampado.

Somos moradores de la incertidumbre, seguidores de los dioses en exilio.

Volver a ser esta incertidumbre; lo único que permanece.

 

Fuente

Agradezco su atención. ¡Felicidades!

 

Adagio (poema)

A pocas horas de finalizar el año, quise entregarles, amigos lectores de Steemit, un poema (que pertenece a mi libro Oculta y próxima) como mi modesto presente en el cierre de este tiempo, que para los venezolanos ha sido muy duro. Sin embargo, la música siempre nos reconciliará con la vida y con las posibilidades que esta ofrece.

Quizás el adagio sea el movimiento de una composición musical que más me guste, y atesoro en mi corazón expresiones excelsas de él como los de Vivaldi, Marcello, Albinoni, Bach, Beethoven, Barber… Aquí mi “adagio”.
 


Fuente

ADAGIO

 

Un adagio, el violín rasgado,

la fuga del dios, la noche bien temperada,

la luna que pasa indiferente,

esta sombra oblicua en la ventana,

un sabor de humo peregrino,

el recuerdo en el borde del vaso,

un cuerpo de aire sobre las sábanas,

la palabra que enumera su destino,

un espejo sereno

donde el adagio comienza

su lento vuelo


Fuente

 

Les dejo a continuación el enlace a una magistral interpretación del conocido adagio de Albinoni, que, si tienen a bien escuchar, espero disfruten en este final de 2018.

Como siempre, agradecido por su atención. ¡Feliz Año Nuevo!

Fuente

Mizu No Oto – Every Image Has Its Haiku Contest – WEEK #14

Los tiempos navideños nos reconcilian con nuestro interior, aun en medio de las festividades. Por eso asumir el ejercicio de esta edición (la n° 14) de Mizu No Oto – Every Image Has Its Haiku Contest me resulta bastante acogedor. Aquí les entrego mi participación en nuestro acostumbrado concurso de haiku.

 

Crédito de la foto: @marcoriccardi

Luces radiantes
La alegría refulge
El alma asiente

 

Una versión aproximada en inglés:

Radiant lights
Joy shines brightly
The soul assents

 

Para conocer las bases del concurso puedes visitar este enlace

 Mi gratitud por su atención.

¡Feliz Navidad! 

 

Por el renacimiento de la vida

Saludos, amigos de Steemit:

Quiero agradecerles la compañía que me han dado durante el tiempo en el que he participado en esta magnífica plataforma del conocimiento, la recreación y el deleite visual y musical. Han sido muchos los gratos momentos experimentados en este primer año como usuario y miembro de @equipocardumen. Espero continuar, más allá de gratificaciones o de bajas cotizaciones, dando mi aporte a la calidad y recibir de ustedes también ese estímulo que  proporciona la difusión y reciprocidad de ideas y creaciones, en este mundo actual que con frecuencia se nos hace muy hostil.

También quiero expresar mi gratitud a @equipocardumen por el apoyo que ha prestado a nuestras iniciativas y desempeño. Contar con un grupo de personas tan diligentes, que apuesta a un proyecto de desarrollo individual y colectivo con comunicaciones y productos de calidad literaria y artística, es una fortuna en sí misma en este viaje.

Para proseguir en mi línea, les ofrezco una cita del gran rebelde, el extraordinario renovador de la poesía moderna universal, fragmento que, en mí interpretación, contiene una profunda reflexión de la significación –religiosa, laica, espiritual, en definitiva– de la Navidad.

En el mismo desierto, en la misma noche, siempre mis ojos cansados despiertan con la estrella de plata, siempre, sin que se conmuevan los Reyes de la vida, los tres magos: el corazón, el alma, el espíritu. ¡Cuándo iremos más allá de las playas y los montes, a saludar el nacimiento del trabajo nuevo, la sabiduría nueva, la huida de los tiranos y de los demonios, el fin de la superstición, a adorar –¡los primeros!− la Navidad sobre la tierra!

Arthur Rimbaud, de Una temporada en el infierno.

Visita de los Reyes Magos – Vitral Catedral de San Gatien (Francia)

¡Feliz Navidad y un propicio año 2019!

 

Mizu No Oto – Every Image Has Its Haiku Contest – WEEK #13

Atendiendo a la nueva convocatoria de @bananafish, para su Mizu No Oto – Every Image Has Its Haiku Contest – WEEK #13, aporto mi participación con el ejercicio de haiku para la ocasión.

Saludos y suerte para todos.

mizu no oto 13.jpg
(Foto por @f3nix)

El frío irrumpe
El sol cubre y reúne
la vida simple

Una versión posible en inglés:

The cold bursts in
The sun covers and gathers
the simple life

 

Los interesados en conocer las bases del concurso, pueden ir a este enlace.


Agradecido por su atención.

Rubi Guerra: lo silencioso y profundo / Citario del Cardumen, nº 3 / @josemalavem


416c3ed4aa0d9442aa368cfd4ddac159.0.pngBanner del Citario: @adncabrera

Rubi Guerra: lo silencioso y profundo / @josemalavem*

 

Separadores Citario

Volviendo a nuestro Citario, iniciativa de @EquipoCardumen, donde, según su nombre, hacemos un post con el comentario propio de una determinada cita, y haciendo honor a nuestro acuerdo interno, con todo gusto les entrego una cita (una de las tantas que habría podido escoger) de la obra narrativa de Rubi Guerra y mi reflexión a partir de ella.

El silencio es la opción más noble. Es lo que todas las almas sensibles recomiendan: ante lo que no comprendemos, el amor que no puede ser expresado, el mal y el horror que nos superan, el silencio aguarda como una puta complaciente. El mar es silencioso, profundo y silencioso; el fragor y la tormenta, el golpear de las olas contra las rocas, todo ese escándalo y esa furia son cosas de la superficie, ¿verdad? Cualquier artista le explicará que solo lo que está en las profundidades es verdadero.

Rubi Guerra. El discreto enemigo (p. 153)

Portada de El discreto enemigo [Foto archivo personal]
(Nota aclaratoria: En esa edición hubo un error en la escritura del nombre del autor )

Así se expresa Wilhelm, el alemán dueño de la posada del pueblo costero La Laguna (que tiene como indudable referente real a Araya) en la que se hospeda el periodista Medina, personaje protagonista y narrador de El discreto enemigo, la primera novela de Rubi Guerra, publicada en 2001. El texto citado forma parte de un diálogo entre ambos personajes que aparece ya casi al final de la novela.

A través de la mirada pesimista de Miranda, periodista dedicado a la fuente turística, la novela cuenta la historia de un pueblo ocupado por el narcotráfico y la violencia criminal, un pueblo olvidado, que, luego de ser una atracción turística, se ha convertido en un lugar baldío, yermo, como su tierra y sus habitantes, como si se cumpliera su destino. En este contexto hay que ubicar el texto citado.

Si bien en principio pareciera hablarse de un silencio conveniente (frente a la amenaza de informar sobre la trama criminal en situación), lo dicho sabiamente por Wilhelm lo trasciende. El autor real, Rubi Guerra, por medio de este personaje, parece afrontar un asunto muy complejo: la relación entre vida, silencio y palabra. Por supuesto, sobre ello no puedo extenderme. Solo anotaré algunas ideas.

Aunque no sea una alternativa voluntaria y consciente, el silencio nos toma. Si bien la expresión de Wilhelm muestra al silencio como opción aparentemente accesible e indulgente (“puta complaciente”), en su valoración parece desplegarse aquel aforismo del filósofo del lenguaje Ludwig Wittgenstein: “De lo que no se puede hablar, mejor es callarse”. El silencio nos habita profundamente, más allá de la posibilidad de la palabra; esta, aunque sea quizás la más prodigiosa cualidad de la condición humana, es limitada (si bien lo inefable tiene palabra, según acotara el escritor español Pedro Salinas). Como afirma George Steiner, “hay acciones del espíritu enraizadas en el silencio”. Actitudes o situaciones como la contemplación, el éxtasis, la incertidumbre, el miedo, entre otras, se acoplan al silencio, y mediante él pueden expresarse.

Mas, hay un ribete del texto de Wihelms que nos coloca en otro plano. Una vuelta a eso que Steiner denomina “gran silencio de la materia”, del cual los seres humanos se habrían “liberado” cuando se transformaron en “animales dotados de palabra”, en la traducción de la expresión de Aristóteles. El silencio en la profundidad del mar es la abismante imagen que nos atrapa, que nos emociona. Ese sentido del silencio prístino, primigenio, que nos antecede y excede la palabra, recogido en esa imagen, es, inobjetablemente, elocuente. No por casualidad Rubi Guerra titulará uno de sus cuentos “El fondo de mares silenciosos” (incorporado en una antología homónima publicada en 2002). A ese silencio retornamos, como quien vuelve al origen, a su fundamento.

Fuente

¿Qué hay de silencio profundo en la obra de Rubi Guerra, y en él?

Los que hemos leído su obra narrativa sabemos que mucho; más allá de la extensión o profusión de su palabra escrita, el pensamiento que la configura pareciera identificarse con esa abisalidad silenciosa, perfectamente expresada en el personaje de Medina. La última frase de Wilhelm creo que refleja, en gran medida, la obra de Rubi Guerra; volviendo a Wittgenstein encontramos: “Lo inefable (aquello que me parece misterioso y que no me atrevo a expresar) proporciona quizá el trasfondo sobre el cual adquiere significado lo que yo pudiera expresar”. La obra de arte, o el hecho artístico, tal vez no sea en esencia sino una interrogación de o a lo profundo, al fundamento.

Los que tenemos el privilegio de conocer directamente al autor, responderemos la segunda parte de la pregunta en nuestro interior.

Referencias

Guerra, Rubi (2001). El discreto enemigo. Caracas, Venezuela: Espasa / Planeta.
Steiner, George (1982). Lenguaje y silencio. España: Gedisa.
Wittgenstein, Ludwig (2007). Aforismos (5ª. ed.). España: Austral.

♦◊♦

Gracias por su atención.

Separadores Citario

@josemalavem (José Malavé Méndez)*. Nacido en Cumaná (Venezuela). Licenciado en Educación mención Castellano y Literatura de la Universidad de Oriente (Venezuela). Magíster en Literatura Venezolana. Profesor adscrito al Departamento de Filosofía y Letras de la Escuela de Humanidades y Educación de la Universidad de Oriente. Coordinador de la Casa Ramos Sucre (1983-1993). Autor de los libros de poemas Breviario de sombras y Oculta y próxima.

Separadores Citario

Logo Equipo Cardumen 06160.png@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen
 

Mizu No Oto – Every Image Has Its Haiku Contest – WEEK #12

Retornando al concurso Mizu No Oto – Every Image Has Its Haiku Contest en su edición nº 12, convocado por @bananafish. Comparto aquí mi participación ante una fotografía retadora del amigo @marcoriccardi. Saludos y suerte para todos.

 


Crédito de la foto: @marcoriccardi

Días festivos
Confluyen los destinos
Todo pasa

 

Versión aproximada en ingles:

Public holidays
Destinations converge
Everything passes

 

Si quieres conocer las bases del concurso, puedes ir aquí.

Mi gratitud por su atención.


Fuente

SINCRONÍA (poema)

Amigos lectores de Steemit, quiero compartir con ustedes un poema que escribí hace algún tiempo, pensando/sintiendo la imagen-símbolo-concepto de espacio total del gran poeta español Juan Ramón Jiménez (1881-1958); surgió, como otros poemas, luego de una especie de epifanía en una clase que ofrecía sobre este poeta capital de la literatura española moderna, cultivador de una visión panteísta y mística, en cierta medida, particularmente en sus libros Estación total y Animal de fondo.

 


Juan Ramón Jiménez

SINCRONÍA

 

Nombrar, vislumbrar el espacio total

en Juan Ramón Jiménez

y el viento inunda el aula de clase

desordena los papeles

sobre el escritorio

Está de pronto

el mar de allá aquí

y la neblina fría

con el calor de la tarde

Sin pensarlo, Rilke pasa

atravesando la palabra

te riela la piel y la memoria

y eres tú

subido al almendrón de la infancia

o respirando el aroma mentolado del aire

a la espera del poniente que se acerca

“Espacio abierto del mundo”

dijo el amante de lo Abierto

Miras la mirada de la muchacha

que se pregunta y te interroga

¿Cómo llegué aquí?, quieres pensar,

ahora que el aire te demanda, te desanda,

con su cielo, su árbol, su todo

Cómo volver a Juan Ramón

sin traicionarlo

siendo a la vez aquella noche

en el cerro del vigía de los peces

y callar mientras la arena de la playa

te golpea el cuerpo

y ser el dolor de las olas, de las horas de Virginia

(cualquiera de estas muchachas podría ser ella)

Sigues aquí

oyendo pasar la tarde

hablando de un viejo poeta loco

mientras el aire golpea las ventanas

de este salón cualquiera

donde se reunieron todos

en el todo del instante

tras una palabra

que el aire se lleva

sin propósito alguno

(a Silvio Orta)

 

Dibujo de M.C. Escher

Gracias por su lectura. Saludos.

Visítanos en Discord 

Un arte de anochecer

 

Banner 6.png

Un arte de anochecer / @josemalavem*

Separador periplos 6.png

La muerte, tema universal de la literatura, y, en particular, de la poesía de todos los tiempos, ha tenido en la poesía venezolana a autores que la han convertido en ejes de su obra. Es el caso, por citar a dos grandes, de José Antonio Ramos Sucre y Luis Fernando Álvarez. Entre los poetas venezolanos en cuya obra la muerte ocupa un lugar central está José Barroeta (Pampanito, Trujillo, 1942 – Mérida, 2006), quien, además de creador de una intensa y vívida obra poética, fuera autor de un conjunto de ensayos sobre la literatura venezolana y un reconocido profesor e investigador de la Universidad de los Andes (Mérida, Venezuela). Entre sus obras destacan, en poesía, los libros: Todos han muerto, Arte de anochecer, Fuerza del día y Culpas del juglar, y en ensayo e investigación: La hoguera de otra edad, El padre: imagen y retorno y Lector de travesías.

A poco tiempo del fallecimiento del poeta, por quien sentí siempre un gran aprecio y cercanía al espíritu de su poesía, escribí un poema, que estaba inédito hasta ahora, en el que le ofrezco mi modesta ofrenda, y lo hago desde su posible conciencia de estado terminal.

¡A la salud del poeta!

 

 

 

a Pepe Barroeta

in memoriam

06/07/2006

 

Fuente

La muerte es larga

pero se consuma en un instante

Su brevedad compensa

con su aire

de ola rompiente

Un arte de anochecer

la vida

un descenso

a la completa oscuridad

dije

quizás sin saber

y la muerte con sus ojos

de luna ciega

lo confirma

casi sin poder saberlo

La muerte

la anochecida tristeza

(Amo más la tristeza

que la palabra, dije)

la irrenunciable vida

“el dolor de haber nacido”

dijo alguien

O la luz solitaria

quién sabe

de vivir muriendo

siendo

aquí

los ojos y el amanecer

y la tarde florida

y el páramo

y la vasta y eterna

llanura

Fuente

Gracias por su atención.

Separador periplos 6.png

@josemalavem (José Malavé Méndez)*. Nacido en Cumaná (Venezuela). Licenciado en Educación mención Castellano y Literatura de la Universidad de Oriente (Venezuela). Magíster en Literatura Venezolana. Profesor adscrito al Departamento de Filosofía y Letras de la Escuela de Humanidades y Educación de la Universidad de Oriente. Coordinador de la Casa Ramos Sucre (1983-1993). Autor de los libros de poemas Breviario de sombras y Oculta y próxima.

Separador periplos 6.png

Puedes visitarnos en Discord

Agradecemos el apoyo de

@talentclub / @helpie